sábado, 23 de febrero de 2013

¿Fumas?

No sé que hacer con tus ausencias. Supongo que no puedo, ni debo, y en realidad, ni quiero pedirte nada. Pero aquel día en aquella estación yo no quería que te fueras. Y si te dejé hacerlo fue porque prometimos volver a vernos. No nos vimos. Al menos, no a solas. No en aquella estación. Y mira que han pasado personas por allí desde aquel cálido agosto.
Algunas noches existes demasiado fuerte en mi, no sé que tienes, pero me vuelves loca. No fumo, pero a veces me apetece un piti desde aquel día. Que sabe a suspiros, a besos robados, a estaciones de tren, a ilusiones rotas y un poco a ron, nunca la nicotina había dado para tanto. Pero que yo no fumo, eh. Es sólo que por ti, por ti me fumo hasta los versos.

7 comentarios:

  1. Es inevitable echar de menos una historia que muere sin llegar a ser del todo.

    ResponderEliminar
  2. Pobre. Desde Agosto. Y aún le piensa.

    ResponderEliminar
  3. corta pero intensa, esta muy bonita.

    ResponderEliminar
  4. Creo que te entiendo y me identifico con esta entrada,es como que si todo quedara en el aire. Besos

    ResponderEliminar
  5. Un vicio, que provoca otro vicio... Y no me refiero a fumar, si no a recordar, y a amar

    ResponderEliminar
  6. Me he leído unas cuantas entradas y todas me han parecido fantásticas. Pero está me ha gustado particularmente. Te has ganado un seguidor en tu blog y en twitter, gracias por pasarte por el mio. Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. que aveces es dificil cumplir promesas.

    ResponderEliminar